El valor de la persona
El valor de la persona: somos personas antes que esposos

Soy único, igual que tú y, ambos, nos complementamos.

El noviazgo
El noviazgo: conocer al otro para amarlo tal como es

Amo tus cualidades y deseo que, juntos, seamos mejores.

La sexualidad humana
La sexualidad humana: diferentes sí, pero complementarios

O de como amar la esencia, no sólo la apariencia.

El Matrimonio-sacramento
El Matrimonio-sacramento: amor exclusivo y fiel en el amor de Cristo

Alianza entre tú y yo...¡para siempre! Santificada y bendecida por Dios.

Paternidad y maternidad responsable
Paternidad y maternidad responsable: acoger, unidos, el don de una nueva vida.

Somos colaboradores y constructores por y para el amor.

Plan de vida conyugal
Plan de vida conyugal: proyectar nuestro futuro, juntos.

Recorrer el mismo camino, sin perdernos en el intento.

La celebración del Matrimonio-sacramento
La celebración del Matrimonio-sacramento

Preocuparnos y ocuparnos de lo más importante

8
3
90
91
92
93
94
95
96
97
98
 

Propuesta de lecturas para la liturgia de la Palabra.

...
 

Películas recomendadas para profundizar.

    ...
 

Videos de Youtube recomendados.

  • Cuento Sufi...

El sacramento del matrimonio, vocación del amor.

El sacramento del matrimonio, vocación del amor.

Estimados novios:

Para la fe cristiana, el matrimonio y la familia constituyen uno de los bienes más preciosos de la humanidad. La Iglesia se preocupa de brindar acompañamiento a quienes emprenden este camino; desea ayudarlos a descubrir la belleza y la grandeza de la vocación al amor y la vocación al servicio de la vida.

Procurar que el otro crezca. Consejos del papa Francisco para organizar nuestra boda

Consejos del papa Francisco para organizar nuestra boda

Hagan que sea una verdadera fiesta, porque ¡el Matrimonio es una fiesta, una fiesta cristiana, no una fiesta mundana! El motivo más profundo de la alegría de aquel día lo indica el Evangelio de Juan: ¿Recuerdan el milagro de las bodas de Caná? A un cierto punto el vino se acaba y la fiesta parece arruinarse. Imagínense terminar la fiesta tomando té… ¡No, no es posible! ¡Sin vino no hay fiesta! Por sugerencia de María, en aquel momento Jesús se revela por primera vez y da un signo: transforma el agua en vino y, con eso, salva la fiesta del casamiento.

El sacramento del Matrimonio ¡Respuesta a una vocación!

El sacramento del Matrimonio

Esta preparación, dirigida a quienes en un futuro próximo van a celebrar el Matrimonio, se sitúa en un contexto más amplio: el de la Pastoral Matrimonial, que es la acción evangelizadora de la Iglesia en favor de los matrimonios y, por ende, de las familias, busca acompañarlos en todas las etapas y situaciones del camino, a fin de apoyar su desarrollo y madurez, para que puedan asumir los valores y deberes de su estado como una experiencia plena de realización de sus personas, como seres humanos y como creyentes en Jesucristo (DPSM 40).

 

Suscríbete para recibir más noticias.

 

Síguenos en:

facebook   twitter